Para empezar el día con chispa!

13 01 2009

Ocho de la mañana. Se oye el crujido del picaporte de la puerta abrirse cuidadosamente. Sin percibir un ápice de luz siento cómo mis sábanas se deslizan lentamente hacia abajo. Murmuran algo que no entiendo. Murmuro algo que no entiendo. Aparece Torrebruno cantando (aclaración: he retomado mi sueño). Unos minutitos. Vuelvo a la vida real. Sigo tumbada en la cama, pero mi madre con todo su amor me tiene casi vestida. Yo me limito a levantar el culo un poquito para que me suban la falda del cole. Lo agradezco mucho.

Ocho y cuatro de la mañana. Estoy en la cocina, ColaCao en mano (¡ni Nesquick ni Cacaolat ni nada, ColaCao!).

Ocho y once de la mañana. Ya estoy con los dientes como perlas casi toda acicalada (aunque esta vez no voy a conquistar a nadie).

Ocho y doce de la mañana. ¡Toma! Ya tengo el ColaCao en sangre y me ha dado energía para comenzar el día con… ¡chispa! Con el azuquítar que ha llegado a mi mente, ésta se me ilumina y me dirijo diligente a ponerle la guinda al pastel. Tomo por banda el preciado regalo de cumpleaños que rematará la faena que mamá dejó a medias hace seis minutos. Se trata de la colonia que a todo personaje de mi generación ha debido acompañarle en sus momentos importantes, como el primer viaje en tranvía… (chófer, dale voz)

Pero cuando me dispongo a regarme se me ilumina la mente por segunda vez. No hay nada como la curiosidad, ir por ahí con una ceja levantada escudriñando el mundo y queriendo investigarlo todo. ¡Benditos cinco años, tierna infancia, etapa de la vida en que aflora este espíritu descubridor y aventurero!

En mi afán por conocer más y más, mi mente científica supera a mi lado de muñequita perfumada, y me pregunto cómo saldrá la preciada colonia Chispas (“tu primera colonia”) a través del pulverizador. Uno de esos misterios de la vida que tanto nos inquieta a todos. Sin pensarlo dos veces (eso seguro), posiciono el bote de colonia Chispas (“tu primera colonia”) frente a mí, sobre la mesa junto a la ventana para tener buena perspectiva y mejor luz. No quiero perder detalle. Flexiono ligeramente las rodillas para crear una línea horizontal “agujerito del pulverizador-retina”. El pitido de un coche fuera esperando para llevarme al cole me inquieta y aumenta mi curiosidad. Me apresuro a llevar a cabo mi misión. Llegó el momento de la verdad. Pequeñas gotitas, habéis guardado vuestro secreto durante mucho tiempo, pero ha llegado una mente brillante para destripar vuestro plan de huída. Sin moverme un centímetro presiono decidida el pulverizador. Sí, ahí salen, ingenuas, en estampida luchando unas contra otras para hallar la libertad, seguras de su éxito. Las veo a cámara lenta como burbujas iluminadas con colores del arcoiris, esferas perfectas expandiéndose a través del aire perfumado, mientras en mi cabeza suena una alegre melodía “tu primeros aplausos, tu primer trabajo, qué duro es…”. Puro estallido sensorial.

Una vez más en mi vida, el tiempo se detiene. Empiezo a ser consciente de mi torrija, de mi gran error, pero ya es demasiado tarde… Llegan, llegan… ¡DIOS MIOOO! ¡CHISPAS NO, LO QUE VEO SON ESTRELLAS! Ahora sí, puro estallido sensorial. Mi curiosidad ha quedado satisfecha. Para siempre.

Mi último recurso es llamar desesperada a mamá y vivir el momento Carmen Maura al borde de un ataque de nervios con el ojo bajo el grifo cuando le tiran un gazpacho a la cara… Hoy llegaré tarde al cole.

Y a día de hoy, a pesar de todo, la querida Chispas (tu primera colonia, y última) sigue entre nosotros, recordándome tan desagradable desencuentro, pues mi padre se dedica a reutilizar el bote para llenarlo con su propia colonia tras años y años. Por lo visto tiene un pulverizador muy efectivo.

Así que ahí va la moraleja: si empiezas el día con chispa, ten cuidado, no vaya a ser que te quemes.

Y si os ha gustado, muchas chispas. De nada.

Anuncios

Acciones

Información

15 responses

14 01 2009
atitram

Jajaja, absolutamente genial. Así es como han comenzado todos los grandes científicos e investigadores de la historia, así que tú sigue adelante. 🙂
¡He acabado con dolor de barriga de tanto reírme! Besos.

14 01 2009
lamentablecriatura

Aaah, ¡eso está muy bien! Ala, ¡a reirse de esta pobre criatura! Que, total, como no ha sufrido ya bastante… pues nada, tú sigue haciéndome más fuerte. Pero gracias por motivarme a mi labor científica. Algún día te contaré lo de mi vaso mezclador autolavable.

14 01 2009
atitram

:O ¡¡De eso no he escuchado nada!! ¿¿Qué es eso del vaso mezclador autolimpiable??
Intrigada me tienes…

14 01 2009
LaUltraZona

JEJE esta historia no la sabia yo! Con la de historias que nos hemos contado a lo largo de nuestros años de facultad!!
Animo con tu blog! que pinta interesante. Pa la proxima haz alguna transcripcion de alguno de tus diarios de cuando eras una mozita XDD esos no tienen desperdicio.

14 01 2009
lamentablecriatura

Eeehh… ¡Gran sugerencia! Jajaja, lo tendré en cuenta, pero que conste que ya estamos hablando de intimidades demasiado remotas, y puede que traicione un poco la relación que establecí con mi gran confidente con sólo siete años…total, si en la facultad quedábamos para leerlo en grupo, ya qué más da, ¿no? Lo desempolvaré una vez más… Gracias, Joaquín!

14 01 2009
lamentablecriatura

Eso quedará entre tú y yo; alguien podría robarme la patente…

15 01 2009
tinkerbell310

Juas! por un momneto pensé que lo que querías era saber cómo sabrá y no cómo saldrá…mejor lo del pulverizador en los ojos que en la boca…jajaja

Sí, confirmado: eres lamentable…pero encantadora.

15 01 2009
tinkerbell310

Pululante…es autolaveble, no autolimpiable…

15 01 2009
lamentablecriatura

¡Muchas gracias, Tinkerbell! Veo que me lees con mucha atención, es autoleveble. En cuanto a lo de la boca y el ojo…puede que incluso en la boca fuera mejor, porque lo del ojo no moló nada. En todo caso, no pienso comprobarlo; como dije, quedé muy SATISFECHA.

15 01 2009
alfonsocala

Ay criatura!, a pesar de tu desgracia tuviste suerte de no quedarte tuerta o con el ojo cagao como Millán, a la sazón novio eterno de tu tía Ana Mari… un saludo para las titas Ana Maris! 😀

15 01 2009
atitram

Por fortuna ya hemos encontrado un sustituto para Millán Salcedo…. ¡Carlos! (ay, dile que cague el ojo y nos mande la foto, por favoooorrrrr)

16 01 2009
kittinger, de nuevo

lamentable criatura te quiero!!! ¿cómo ha podido pasar todo este tiempo sin que demostraras esta habilidad con las letras ante mi? que bueno.

y sí, confirma tus sospechas, me encuentro en estado alterado. Un beso

16 01 2009
lamentablecriatura

¡Jajaja! ¡Cómo se os va la pinza!

16 01 2009
tinkerbell310

madre mía qué exitazo! 3 entradas en el blog y mogollón de comentarios en cada uno…la envidia me corroe…y eso que también puedo ser bastante lamentable…

16 01 2009
lamentablecriatura

Tinker, la envidia no te puede corroer…¡tú eres la culpable de que tenga millones de comentarios! ¡Tú, y sólo tú! Y sí, a pesar de todo, mi vida es un fracaso continuo. Si no, no sería lamentable criatura, sino estrella divina. Jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: